lunes, 24 de octubre de 2016

Senderismo. Ruta de las norias del río Genil en Benamejí (Córdoba)

Cuando el pronostico del tiempo señala lluvia, el senderista tiene que estar buscando un sitio donde
no llueva o llueva menos. Todo con tal de no suspender una ruta. Hoy era un día de ellos. Tras numerosos cambios de previsiones finalmente buscamos un sitio donde la amenaza de lluvia no fuera
muy persistente. Por ello nos vamos a Benamejí en la Provincia de Córdoba. Nos dirigimos al centro mismo de la población. Al Paseo Reina Sofía, que se encuentra en el límite del barranco que divide a
la población de la famosa "grieta" de Benamejí, una falla que por la arenisca del terreno tiraba al suelo todas las construcciones que se realizaban en este lado.

Nos vamos en un prolongado descenso hacia el río Genil. Llegamos al Puente renacentista realizado
por Hernán Ruiz en el año 1550. Es un puente por que pasaba la antigua carretera nacional. El puente está formado por dos torres y tiene el escudo de quién ordenó su construcción, don Diego de Bernuy
regidor de Burgos, a quién el rey había vendido el poblado de Benamejí. Seguimos por un camino que pasa por campos agrícolas y luego llegamos a la primera noria en el río Genil, la noria de la Huerta de los Cruces. Al lado de la misma queda el resto de una torre árabe. Seguimos el camino y
tras un desvió llegamos la siguiente noria árabe, la de la isla de San Miguel. Como el tiempo dada lluvia empieza a llover un fuerte aguacero. Finalmente visitamos la última noria la del Campo del
Castillo. Volvemos a la ruta y llegamos al Camping de Benamejí. Ya sólo nos falta unos kilómetros para regresar a Benamejí.

En total el recorrido es de unos doce kilómetros con dificultad fácil. En Benamejí es interesante visitar la Iglesia y la puerta del antiguo Convento.