Almazán. Villa Amurallada del Alto Duero (Soria)

Postigo de San Miguel
Almazán, recibe su actual nombre  de una palabra árabe que significa "plaza amurallada". Muralla que en Almazán sirvió para los combates entre los aragoneses y castellanos. Es actualmente la segunda ciudad de Soria por habitantes, pero no crean no son muchos unos 6.000, pero es que Soria capital sólo tiene unos 33.000. Al lado del Río Duero, tiene una exuberante vegetación de ribera, que se modifica con el paso de las estaciones. Se encuentra al Sur de la Provincia de Soria.

Los habitantes de Almazán se dedican a la agricultura, siendo la comarca que rodea al pueblo el granero de la provincia de Soria, en el verano casi todos los campos están ocupados con girasol. Recientemente se ha desarrollado un incipiente sector industrial dedicado al mueble. Todos

Convento de las Monjas
los monumentos de interés se encuentran dentro del recinto amurallado. Hay ejemplos de arquitectura religiosa y civil. El verano se ideal para visitar esta villa, puesto que aunque hace calor por el día, las noches son refrescantes. El otoño con sus cambios de colores también es una estación ideal.

Iglesia de San Miguel
San Miguel de noche
Lo primero que observamos en la Villa de Almazán es su recinto amurallado. Estas murallas son inherentes al patrimonio de la ciudad. Las murallas que vemos en la actualidad entre construcciones posteriores se levantaron a finales del s XII. Entramos en la Plaza Mayor a través de la Muralla y de la puerta de la Villa, franqueada por dos torres cilíndricas. Al lado de las torres hay dos pastelerías con muchos años de antiguedad, vendiendo los productos típicos. Ya estamos en la Plaza Mayor el punto de partida de todo el recorrido. Este ágora amplio y despejado es el corazón de Almazán. Centro de la vida social del pueblo. Es verano y hay decenas de personas al fresco por la noche. Hay múltiples sillas de las terrazas de los bares, y muchos niños jugando. Hay una niña de unos cinco años que es un torpedo de velocidad con un monopatín, corre y corre por la plaza. Da alegría ver que aún hay niños que se divierten con otra cosa que no sea la wii o internet.
Palacio

Fuente de los cuatros caños
En la Plaza Mayor se encuentra también los dos mayores monumentos de Almazán, el Palacio de los hurtado de Mendoza, que no se puede visitar por estar en obras. Fastuosa mansión que se edificó en el s. XV. El edificio es un exponente del gótico-isabelino armado con minuciosos artesonados mudéjares. Luce una galería posterior detrás de la Plaza Mayor colgada sobre el río Duero. Justo en el otro lateral de la Plaza se encuentra la Iglesia románica de San Miguel, con estructura cisterciense, del siglo XII, uno de los edificios más brillantes del románico soriano. Destaca en el exterior el tambor de su ábside. El interior está organizado en tres naves. Y destaca la cúpula que se levantaría unos años después que el cuerpo de la Iglesia.
Esculturas en la Arboleda

Luego paseamos al lado del recinto amurallado siguiendo el curso del río Duero, nos encontramos la Iglesia de San Vicente románica también y que guarda restos de frescos en su interior. Seguida la calle llegamos al Convento de las Monjas Clarisas, al final del mismo se encuentra el cierre de la muralla, y un pequeño parque. Volvemos hacia la Plaza Mayor y nos vamos a la Iglesia de San Pedro, donde lo más destacado es su retablo del altar mayor.

Morón de Almazán
Pero no sólo monumentos y murallas tiene Almazán. Sino que también cuenta con un gran parque llamado la "Arboleda" que forma la ribera del río Duero. Lo primero que pasamos es el magnífico puente medieval sobre el río del siglo XII, con trece arcos. En la entrada del parque se encuentra la fuente de los Cuatros Caños de 1783. El parque esta formado por sauces, chopos, álamos y algún fresno. El paseo central son plátanos y tilos. Asimismo hay un pequeño museo de escultura al aire libre en estos jardines. Como es temprano en el paseo menos de las ocho de la mañana, nos permite escuchar jilgueros, ruiseñores, colirrojos o mirlos.

Cementerio Morón de Almazán
Lo mejor de los viajes es el contacto con los habitantes de pueblos distintos de culturas distintas. Paseando por Almazán nos encontramos una señora de Huelva ya mayor que lleva 40 años en el pueblo, nos dice que cuida a otra señora que la ha sacado de paseo. Y nos produce la tierna anécdota de este lugar. Nos indica que hacia abajo donde se encuentra la estación de trenes, está la Plaza de Toros y dice que merece la pena visitar porque es muy antigua. Pues nada ante tal consejo, nos disponemos a caminar unos km hacia la parte moderna y por fin nos encontramos la Plaza de toros, pero antigua, que digamos antigua no parece que sea, pues fue construida en 1980. En fin las curiosidades de los viajes.

Iglesia Morón de Almazán
Nos queremos terminar este artículo sin mencionar una pedanía de Almazán, Morón de Almazán. Sólo tiene unos 30 habitantes pero posee una de las plazas más encantadoras de toda Soria. Un conjunto monumental del s, XV formado por el edifico del Concejo, un palacete de los Hurtado de Mendoza, uno rollo de justicia de hermosas formas góticas y finalmente la gótica Iglesia de la Asunción.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Senderismo. Ruta acuática Río Bocaleones.

Finca Frutas del Mundo en Izabal. Guatemala IX

Chipre III. Kourion, Apolo Hylates y Petra tou Romiou,