viernes, 13 de mayo de 2016

Alvito, Alentejo portugués.

Hasta el siglo XIX Alvito fue un municipio con un fuerte desarrollo e incluso se convirtió en uno de os principales centros económicos u productivos delAlentejo. De aquel pasado esplendor se observa una basta herencia de arquitectura manuelina.Esto se descubre paseando por la Villa. Uno de los mejores ejemplos es el castillo construido a finales del siglo XV sobre las ruinas de otra fortificación. Tiene elementos  góticos e islámicos.
l

Paseando nos encontramos con la peculiar Ermita de Sao Sebastiao, que esta cerrada, pero que puede visitarla pidiendo la llave en la Oficina de Turismo. En su interior tiene un buen fresco del siglo XVII. También se puede visitar la Iglesia Matriz de Nossa Sra. de Assuncao. Donde resaltan además
de los frescos los azulejos. A lado al salir se encuentra la Iglesia de la Misericordia perteneciente a esta Orden que en Portugal se dedica a socorrer a personas necesitadas y enfermos. La Plaza de
Alvito también es bastante interesante. Alvito tiene 1.300 habitantes y esta formado por el mismo Alvito y por la Freguesia de Vila Nova de Baronia. 

Pero Alvito también esta enclavado en una preciosa zona paisajística del Alentejo portugués donde predomina la encina y los viñedos. En definitiva un precioso pueblo portugués que merece una visita.