domingo, 22 de octubre de 2017

Senderismo. Sendero El Pimpollar y Garganta de la Pulga. Cortes de la Frontera

Lugar: Parque de los Alcornocales. Cortes de la Frontera.-
Distancia: 14 km.
Dificultad: Media
4 horas.

Magnífico día de senderismo, aunque con bastante calor. Por ello hemos estado en el Parque de Los Alcornocales por la zona de Cortes de la Frontera. Además de kas
impresionantes vitas, el día nos ha deparado ver varios ejemplares de ciervos y escuchar continuamente por el bosque los sonidos de la "berrea", pues precisamente esta es la época.

Estos senderos se encuentran a varios km de Cortes de la Frontera. Dejamos el coche al lado del Albergue juvenil, y empezamos primeros el sendero de El Pimpollar.  Este es de
unos 3,5 km. y va entre los alcornoques y los quejidos, llegando a la estribaciones de la Sierra de los Pinos, en el punto más alto se divisa perfectamente,  Y siguiendo por el Macizo de Líbar contemplamos Sierra Blanquilla y la Sierra del Palo. Más al este las Sierras del Oreganal y de las Nieves. En la vertiente sur divisamos Sierra Bermeja, Sierra Crestellina, la Sierra del Hacho, y el Peñón de Gibraltar entre la bruma.

Terminamos este sendero e iniciamos el de la Garganta de la Pulga.   El Arroyo de la Pulga
nace en las estribaciones de la Sierra de los Pinos y desemboca en el Río Guadiaro, a la altura del inicio del Cañon de las Buitreras. En esta zona de la Loma de la Pulga es donde se encuentran los alcornoques centenarios de mayor porte que conozco hasta el momento
en Los Alcornocales. Tienen mayor porte incluso que los quejigos que están junto a ellos en la zona de la garganta. Hay varios ejemplares con troncos de más de 6 metros de perímetro, y los encontramos en nuestro camino. el grosor de su capa de corcho es espectacular.
Además en este área se realizó la saca de corcho el verano pasado, por lo que su tronco rojizo descorchado da aún más color al bosque.

Al final de la bajada del sendero de la Pulga es donde nos encontramos los cinco o seis ejemplares de ciervos. Casi, casi caminaban al lado nuestro.