martes, 21 de junio de 2016

Zagreb, un primer acercamiento. Croacia XV

El viajero en un lejano año de 1988 ya estuvo en Zagreb. Existía la antigua Yugolasvia y estaba en
vigor el estado socialista autogestionario fundado por Tito. En el ambiente de toda la Yugoslavia de entonces ya se notaba la tristeza de las personas y su situación. Fue premonitorio este pensamiento personal, pues dos años después se inicio la Guerra de los Balcanes entre los distintos pueblos que formaban esta República de Yugoslavia. En ese año este era el único país con régimen comunista donde podías viajar a solas sin acompañantes ni grupos.

 El viajero vuelve ahora a Zagreb la capital de Croacia. Normalmente fascina de Croacia más la costa Dálmata o Dubronik que Zagreb,pero merece la pena ir. Zagreb es una ciudad de primera, con una oferta innumerable de cultura, arte, música, gastronomía y muchas cosas más.

Estéticamente es una mezcla de arquitectura austrohúngara tradicional y toscas estructuras soviéticas, dos elementos que marcan su carácter. Esta pequeña metrópoli esa hecha par pasear por las calles, sentarse en sus concurridos cafés y disfrutar de sus teatros , museos y cines. La ciudad vive al aire libre todo el día desde la primavera. Un sitio ideal para una escapada.

Históricamente Zagreb empieza en la Edad Media. La Plaza de Trg Josipa Jelacla acogía las lucrativas ferias comerciales de la ciudad, lo que supuso la construcción de casonas a su alrededor En el siglo XIX la economía se expandió gracias al desarrollo de una industria textil y al trazado del ferrocarril que conectaba Zagreb con Viena y Budapest. La vida cultura de la ciudad también floreció.

Zagreb también se conviritio en el centro del movimiento Ilirico,que supuso el inicio de una corriente nacionalista que reivindicaba un Estado croata independiente del imperio austro-húngaro. Este sueño se confirmo en parte a partir de la I Guerra Mundial, cuando Croacia se unieron en el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. La época de entreguerras vio emerger en Zagreb los barrios obreros situados entre las vías del ferrocarril y el rio Sava. En abril de 1941 los alemanes invadieron Yugoslavia y entraron en Zagreb sin encontrar resistencias. Se instauró un estado filonazi, títere de los nazis,con Zagreb como capital, Pavelic dirigió este régimen nazicroata hasta 1944, aunque nunca gozo del apoyo de la capital que apoyo a Tito. Tras la liberación de los nazis, nació la Yugoslavia socialista dirigida por Tito. Finalmente durante las guerras de los Balcanes y la independencia de Croacia se convirtió en la capital de este nuevo país.

Para visitar Zagreb dividimos la ciudad en la Parte Alta y la Baja, pero eso será ya historia de otra entrada.