Senderismo. Cruz de Tejeda-Roque Nublo-Aserrador. Isla de Gran Canaria

Una de las rutas senderistas más interesantes de la isla de Gran Canaria, parte del centro de la misma. La Cruz de Tejeda. Y llega al tótem guanche del Roque Nublo. Elemento geológico que emerge en el centro de

la isla y que es visible de casi todos los puntos de la misma. El camino se inicia al lado de la Cruz de Tejeda, un cruce de carreteras de montañas, que es considerado casi como el centro de la isla. Aquí hay una Cruz, que estaba de siempre, pero la actual data del año 1972. Junto a esta Cruz de Tejeda se inicia la marcha. Se inicia un ancho sendero en dirección sur que, en su inicio se encuentra perfectamente empedrado y por que comenzamos a ascender.

Nos encontramos con un camino lleno aunque sorprenda de retamas y castaños. Ya vamos llaneando con unas extraordinarias vitas del roque Nublo y del roque Bentayga, que nos acompañaran casi toda la caminata. Seguimos la marcha tras un sendero empedrado en el que un castaño nos parece cerrar el paso y nos dirigimos a la Degollada de Hoya Becerra, donde nos encontramos el primer mirador.

Observamos las vistas y después ascendemos por un camino de tierra algo difuso y empezamos a caminar entre pinares. Dejamos una casa a la izquierda y debajo dejamos la aldea de la Culata, las vistas de la caldera que forma la Degollada es sobrecogedora. Ahora empezamos subir hasta llegar al Monte del Antón del Toro. Lo bordeamos y pasamos una pequeña cueva. Seguimos por un frondoso pinar, todo recto hasta llegar a los Llanos de la
Pez, donde hay zonas de frutales plantados en tierra volcánica y de castaños y nogales. Luego nos acercamos a una zona recreativa llamada El Garañon. Empezamos un angosto camino que va descendiendo
hasta la Presa de los Hornos, pasamos por encima de la misma y subimos hasta la Degollada de la Goleta, donde se inicia el sendero que asciende hasta el Roque Nublo. Ahora hasta llegar a la base del citado Roque nos queda 1,1 km.

Aquí hay un aparcamiento para quién no quier andar y sólo subir al Roque Nublo a la izquierda queda la Degollada de la Goleta, se ve la zona sur de la isla y el mar. Caminando por el sendero vemos la costa por el oeste de Gran Canaria y el pueblo marinero de la Aldea, enfrente primero el Roque del Fraile, llamado de

esta forma porque en su fraile en recogimiendo, la figura diseñada por la erosión. Seguimos subiendo y finalmente llegamos a la base del Roque Nublo.

Bajamos y dejamos ahora el roque Nublo a nuestra derecha y seguimos hacia un pequeño barraquillo, disfrutando de unas vistas del Risco de Cririmiri y del Risco del Laurel. Bordeamos la montaña del Aserrador, y tras unos cinco minutos , emprendemos una bajada que nos lleva a una explanada y de aquí al cruce del Aserrador final de esta magnífica ruta. en total 11 km. .Pero como no hemos traído coche ahora toca la vuelta otros 11 km.



Comentarios

  1. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Senderismo. Ruta acuática Río Bocaleones.

Finca Frutas del Mundo en Izabal. Guatemala IX

Chipre III. Kourion, Apolo Hylates y Petra tou Romiou,