martes, 3 de diciembre de 2019

Senderismo. Entre robledales y castaños. Garciaz (Cáceres)

Senderismo: Garciaz entre robledales y castaños. (cáceres)


Nos adentramos en el norte de la provincia de Cáceres. Esta población se encuentra entre la Sierra de
las Villuervas y abajo la plenillanura de Trujillo. Comenzamos la ruta en la Plaza Mayor, viendo en el centro el Rollo Jurisdiccional; si nos fijamos en una de las fachadas vemos un 
escudo heráldico. Comenzamos a descender hasta salir de Garciaz por una calzada empedrada.Vemos pequeñas parcelas de olivo y a lo lejos vemos la sierra de Garciaz; si miramos atrás vemos la Iglesia coronando el pueblo.


Llegamos a un puente pequeño que pasa por encima de un arroyo. A la derecha un robledal muy bonito y empezamos a subir una pequeña cuesta dejando una pequeña fuente a la derecha.
Hemos dejado un cruce tomando un camino a la derecha y vamos por una senda en la que vemos un fuerte desnivel a la izquierda. Seguimos viendo robles y algunos olivos.
Dejamos un pequeño cobertizo a la izquierda y seguimos por el robledal.
Vemos los primeros castaños de la ruta y pasamos por debajo de un roble.
A la izquierda aparecen cerezos.Tras una ligera subida transitamos por un trozo de sendero llano.Continuamos y el camino se bifurca tomando el camino de la izquierda siguiendo una cuesta empinada, vamos caminando por el Collado de Juan Serrano y vemos un pequeño pinar.Seguimos ascendiendo poco a poco por una pendiente suave.Seguimos recto dejando un camino a la
derecha. Castaños exuberantes combinados con el pino y el roble melojo.Vista a la izquierda de Garciaz. El robledal se hace más denso y vamos a llegar a una
curva donde vemos como el robledal se espesa.Llegamos hasta el Pantano de Maruelos, subiendo por el camino de la derecha muy
empinado, subimos y podemos no podemos caminar sobre la presa porque esta cortado el camino. Se nota la sequia pus no hay casi agua.


 Las inmediaciones son frecuentadas por fauna silvestre, que suele ir a beber. También vemos algunos árboles frutales. Enfrente de la presa, el bosque se espesa muchísimo y
podemos diferenciar perfectamente el castaño del roble por el color intenso de su hoja, siendo mas llamativa la del castaño y mas oscura la del roble.



El camino se bifurca y en vez de seguir recto tomamos el de la derecha.El sendero se vuelve a bifurcar pero da igual tomar uno u otro, llegamos a una casa y adelante tenemos otra casa a la derecha. Si miramos atrás tenemos Garciaz de nuevo.Hemos hecho un cambio brusco, por una senda empinada, dejando una casa grande abandonada y con el tejado caido, con una cochera a la derecha.Transitamos por una pequeña rampa a la sombra del roble y vemos helechos, lo que indica que una zona de umbría debido al espeso follaje, aunque como digo estan hoy muy seos.


Llegamos al Castañar, donde encontramos un bonito sendero y algunos castaños con grandes troncos. Hay muchísima sombra. Esta parte de la ruta es especialmente bonita. Seguimos caminando y llegamos hasta un gran castaño con un tronco impresionante.Continuamos hasta llegar a un cruce, que supone el fin de este bello castañar, y en el que haremos un cambio de sentido brusco hacia la izquierda, para continuar la ascensión.Atravesamos un cortafuego hasta ir a parar a otro camino, giramos a la izquierda y
posteriormente tomaremos la primera desviación hacia la derecha.Llegamos a otro cruce en el que seguiremos a la izquierda, la pendiente es muy fuerte y en medio kilómetro llegamos al vértice geodésico, que hará las labores de mirador.Este punto es el mas alto de la ruta, nos encontramos a 1128 metros, y desde lo alto del vértice divisamos una panorámica sensacional; nuestra vista se pierde en la lejanía divisando varios pueblos y dos pantanos, entre ellos el de Sierra Brava.Retrocedemos unos pasos atrás para coger el sendero que sale a mano derecha algo mas asalvajado que los anteriores, pero transitable por los vehículos. Seguiremos hasta llegar a otro cruce en el que giraremos a la derecha y posteriormente un giro brusco a la izquierda, unos metros adelante tomamos el caminito de la izquierda hasta llegar a las Charca Vieja, rodeada de Castaños alineados.Una vez visitada, retomamos hasta llegar al castañar donde tomaremos la dirección izquierda, este sitio es ideal para comer por la abundante sombra.Salimos del castañar y seguiremos por el camino hasta llegar a un cruce de 5 caminos, siguiendo el de nuestra dirección (el de la izquierda, es el más recto).Seguiremos por el camino principal, dejamos una cancilla a la derecha y pasamos por encima de un paso canadiense. Estamos descendiendo continuamente por un robledal.Continuamos por un sendero que desciende paulatinamente, llegamos a un cruce en el que 
seguimos recto despreciando el resto de las direcciones.Siguendo este sendero vemos a la derecha las impresionante vistas de las Villuercas y especialmente el pico Villuercas, con su base militar coronándolo, por esta pista abunda la Jara.Continuamos recto y despreciando el sendero de la derecha y seguimos por una canadiense; andamos unos metros hasta llegar a un cruce tomando el camino de la derecha.Seguimos recto sin tomar el desvio de la derecha, el sendero es algo espeso, con mucho arbusto, retama, jara, cantueso. Vemos un Madroño.

Continuamos recto dejando un desvio a la derecha.Por esta zona es fácil el avistamiento de rapaces, ya que suelen nidificar en Cabañas del Castillo y vienen a comer por estos lares.Si miramos atrás vemos una buena vista de por donde hemos venido, viendo el bosque que hemos atravesado y el pantano Maruelos.Volvemos a ver de nuevo las zonas adehesada, por un sendero bastante pelado, en el que solo hay pastos y algún que otro árbol.Volvemos a ver Garciaz a la izquierda con una buena vista.Pasamos un chalet con forma de chozo, seguimos la pista principal.Llegamos hasta la carretera y al momento nos metemos por el primer camino que vemos a la izquierda, y que hará una línea recta hasta el municipio. Es importante que estemos atentos y tomar este desvío, ya que si no daremos muchas vueltas por la carretera. Nuestro siguiente destino es la Ermita de la Concepción donde admiramos su esgrafiado. Tenemos una vista muy bella de la población.En las proximidades del pueblo de nuevo vemos pequeños huertos.Tras pasar el puente entramos por la calle Garciaz, adelante tenemos el ayuntamiento y llegamos a la plaza.

jueves, 21 de noviembre de 2019

Senderismo. Canillas de Aceituno-pozas del río Almancharerío Al

Ruta: Canillas de Aceituno-Pozas del río Almanchares.
Longitud: 8 km
Localización: Axarquía (Málaga)
Track: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/canillas-de-aceituno-rio-almanchar-y-pozas-42662884

Visita al denominado, el Caminito del Rey de la Axarquia, estamos en Canillas de Aceituno. Realizamos la ruta que nos lleva a las pozas del río Almanchares. Une el pueblo con las pozas del río que baja desde la Maroma.

El punto de partida de esta ruta está en el propio pueblo de Canillas de Aceituno. Concretamente se puede comenzar junto al ayuntamiento de la localidad . Para llegar hasta este
punto habrá que dejar bien estacionado el vehículo en las calles cercanas. Al pueblo se accede principalmente desde la Autovía del Mediterráneo. En esta carretera, en sentido Motril desde
Málaga, hay que tomar el desvío indicado para Vélez, para después seguir en dirección a Alhama de Granada. A unos 12 kilómetros habrá que desviarse por la MA-125 que conduce directamente a Canillas de Aceituno.

A la salida se busca un carril ancho que coincide con una acequia de distribución del agua. Se
sigue la acequia en paralelo y donde ya se divisan bonitas vistas. Se pasa al lado de una gran alberca, que ahora se encuentra vacía por el tiempo seco que vivimos. Se sube por una abrupta senda. Empiezan los dos tramos de pasarelas sobre el abismo (esta es la similitud con el Caminito del Rey). Hasta llegar al Saltillo, que son los saltos que forma el río en un encajonado cañón. Luego se vuelve por el mismo camino.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Playa de... Calahonda en Granada

Esta playa se encuentra a 13 km de motril, tiene una superficie de 1,2 km y 40 metros de ancho. Ideal
para dar paseos al amanecer o atardecer. De gruesa arena y chinos, pero de un transparente excepcional en sus aguas. Esconden una gran biodiversidad marina. Por lo tanto ideal para el buceo o
para el snorkel.

Esta zona era una pequeña aldea, hasta hace bien poco. Ahora las construcciones son familiares y
tienen normalmente un turismo nacional. Playa muy poco masificada. Y se llega a la misma con coche casi a pie de playa. Es una playa que años tras años posee bandera azul, por la calidad de sus
aguas y limpieza. Os encontrareis con numerosos pescadores cada día por la gran cantidad de fauna marina existente.

viernes, 6 de septiembre de 2019

Arequipa., la ciudad Blanca. Perú I


Arequipa es la segunda ciudad de Perú. Tiene más de un millón de habitantes y una fuerte pujanza
económica basada en la minería. Es además la sede del TRibunal Constitucional del Perú. Aunque también hay numerosas protestas por los pocos beneficios que deja en el país. Es la denominada
ciudad blanca, por estar realizada por el sillar, una piedra blanca porosa, proveniente de sus canteras.

Esta situada en los límites del desierto del Pacífico, al abrigo de varios volcanes. El Misti, el
Chanchani y el Pichu Pichu (montaña nueva).
Arequipa fue fundada por los españoles en el año 1540. Fue una ciudad leal y noble a la Corona
española. Por ello le dieron estos títulos. Arequipa estuvo con los españoles en la guerra de independencia. Luego ha sido siempre un lugar liberal, donde ha crecido la intelectualidad, y es por ejemplo la patria natal de Mario Vargas Llosa.


Ciudad hermosa que gracias a la construcción en el sillar, ha podido conservar su numerosos monumentos de la época colonial, al no haber sido destruidos por los múltiples terremotos que se producen en esta zona. El último en el año 2001.

Para ver Arequipa lo primero es dirigirse al Mirador del Carmen Alto. Observamos que el río Chili forma un cañón verde que desciende desde las montañas. Enfrente tenemos a los volcanes antes
señalados el Pichu Pichu siempre con nieve perpetua. Posteriormente nos dirigimos al barrio de Yanahuara. De arquitectura parecida a la andaluza, son todos casas unifamiliares, con calles llenas de flores. En su plaza central nos encontramos el Mirador de Yanahuara. Construidos con sillares y
ofrece la mejor vista de la ciudad de Arequipa. Además se siguen viendo los volcanes antes indicados. El mirador fue construido en el siglo XIX, y al lado se encuentra la Iglesia de San Juan de Yanahuara construida en el siglo XVII.

Volvemos andando en un agradable paseo de 2 km, desde Yanahuara al centro histórico. Empezamos en la gran Plaza de Armas, magnífica con la Catedral en una costado y la Municipalidad en el otro.
Centro neurálgico donde se reúnen todos los arequipeños. Si hablas con ellos te dicen que estás en la más bella Plaza de Perú. La verdad es que es magnífica. E incluso si estas en domingo a las siete de la mañana se produce una curiosa estampa de militares de las distintas fuerzas armadas, que desfilan al son de bandas de músicas, nos indicaron que era un homenaje a la bandera peruana.

Desde aquí visitamos la Iglesia de la Compañía, con sus claustros. En una capilla impresiona porque esta totalmente decorada y pintada. El otro gran monumento de Arequipa es el Convento de Santa
Catalina, una pequeña ciudad dentro de Arequipa. En este sitio no había celdas comunes ni refectorium si no que cada monja tenía su celda individual, con un comedor, cocina y una zona de arriba donde estaba el servicio de cada monja. Esto era de esta forma porque se fundó por una señora
de la nobleza, que se le murió el marido y que para no perder su fortuna se convirtió en monja y fundó el convento. Esta forma de llevar el convento escandalizó y fue puesto en conocimiento del Papa. Este ordenó que no hubiera servicio y que hubiera un gran dormitorio común, que hoy es una pinacoteca y su refectorium común. El interior está distribuido como un pueblo, y hay nombre de calles como Granada, Málaga o Sevilla en su interior.

Se pueden visitar también la exposición sobre la Momia Juanita, la Iglesia de San Francisco, pasear y pasear por las bellas calle arequipeñas. En los descanso tomar chicha morada, o limonada.







jueves, 15 de agosto de 2019

San Carlos del Valle, el vaticano manchego.

San Carlos del Valle, se encuentra, en la provincia de Ciudad Real. Es llamado el Vaticano manchego. Por su Iglesia que despunta en el horizonte. Desde todos los ángulos de llegada al pueblo se vé. Todo
se concentra en la plaza Mayor, una de las má logradas de Castilla la Mancha, junto con la de Almagro y la de Villanueva de los Infantes.

La Iglesia es un cuadrado rodeado de cuatro torres con una gran cúpula, con elementos del barroco y del neoclásico. En la plaza se encuentra los demás elementos arquitectónicos del pueblo.

domingo, 21 de julio de 2019

Restaurante Caléndula en Torremolinos

En Torremolinos centro, es difícil encontrar un sitio bueno para comer. Y además que sea distinto a lo


 

trillado del pescaito frito. Pero hace algún año ha abierto con notable éxito de público el Restaurante Caléndula, en Pueblo Blanco.

La carta esta muy bien pensada, pues se pueden pedir tapas, o raciones y platos. Todos los días
realizan varios platos distintos. Salmorejo de naranja, ensaladilla rusa con mahonesa de aceitunas, bocata de calamaritos, cochinillo asado, langostinos en tempura, bacalao gratinado con pimientos rojos. Toda una cocina de innovación pero con mimo al producto.

Restaurante Caléndula
Calle Skal, 6. Torremolinos.
Teléfono: 951104642

lunes, 15 de julio de 2019

Frigiliana, el pueblo de las tres culturas.

Frigiliana es un pueblo de arquitectura mozarabe, situado en la Axarquía, comarca oriental de la Provincia de Málaga, muy cerca de Nerja. Se encuentra entre montañas, y su caso antiguo está catalogado como protegido. Representa un ejemplo de la arquitectura árabe. El pueblo esta totalmente conservado y muy bien cuidado.

A la entrada nos encontrado la fábrica de miel de caña del s XVII y que aún hoy sigue en funcionamiento. Llamada Ingenio Nuestra Sra. del Carmen. Y luego, casas blanquísimas con puertas y ventanas pintadas de diferentes tonos de azul, calles sinuosas y suelos empedrados con mil y un dibujos, y cuestas que conducen a miradores llenos de macetas con flores.

Una arquitectura del sur que sigue la tradición árabe y mudéjar de cerrarse al exterior y abrirse al interior; con frescos patios donde encontrar elementos como el agua —en forma
de fuentes o pequeñas albercas— y plantas que ayudan a mantener una temperatura agradable cuando el sol aprieta. Llegamos por estas calles sinuosas a la Iglesia, donde lo
más destacado es su portalón de madera del S. XVII. 

Famosa es su fiestas de las tres culturas, donde hay un reconocimiento a las vivencias en paz y convivencia conjunta de las tres religiones. Cad principios de septiembre se celebran las fiestas que recuerdan esta convivencia.